Los diez avatāras del Señor

Los diez avatāras del Señor

En un artículo anterior, te contamos el significado de avatāra. Aquí te describimos los diez avatāras del Señor según la tradición védica. .

Matsya

Se dice que, en la época del gran diluvio, el Señor encarnó en un pez para proteger a Vaisvavata Manu. Cuando el diluvio comenzó, un cuerno de la cabeza del pez emergió del mar, y en el Manu ataba su bote. Arrastrando al bote que llevaba a Manu y los siete sabios, eventualmente el pez llegó a la cima de los Himālayas, y el bote fue atado en el pico más alto conocido como Naubandhana. Cuando todo pereció en el diluvio, Manu y los sabios fueron salvados. En esta encarnación, el Señor mató al demonio Hayagrīva quien vivía en el fondo del océano y recuperó a los Vedas de él.

 Kūrma

Se dice que durante el reino del Rey Bali, los Devas sufrieron su tiranía y rezaron a Viṣṇu para que los ayudara.  El Señor Viṣṇu les aseguró la inmortalidad, y les pidió que batieran el océano de leche con la ayuda de los asuras y obtuvieran un néctar. Los Devas y los Asuras hicieron uso de la montaña Mandara como vara de batir y la víbora Vāsuhi como soga de batir.

Durante el batido del océano, la montaña Mandara, al no tener apoyo, se hundió en el océano.  El Señor Viṣṇu asumió entonces la forma de tortuga y sostuvo a la montaña en su espalda para que el batido pudiera proceder. Cuando la olla de néctar emergió, los Asuras la arrebataron de las manos de los Devas. El Señor entonces apareció en la forma de la diosa Mohinī y recuperó el néctar para los Devas.

Varāha

El Señor encarnó como el Jabalí divino. Se dice que antes de la creación cuando el universo entero estaba sumergido en agua, solo el Señor Viṣṇu existía reposando en su rey serpiente, Ādiśeṣa. Cuando despertó a la actividad de la creación, encontró que el demonio Hiransaksa, había hundido a la tierra bajo el océano, y había conquistado a los Devas. El Señor Viṣṇu, encarnó como el jabalí divino y sacó a la tierra del océano, con su trompa. En la batalla que siguió, el señor mató a Hiraṇyākṣa con su disco, Sudarśana-cakra.

Narisimha

En esta encarnación, el Señor tomó la forma de medio hombre- mitad león para matar al Rey demonio Hiranyakaśipu, el hermano de Hiraṇyākṣa. Para vengar la muerte de su hermano y equiparar la proeza del Señor Viṣṇu, Hiranyakaśipu, realizó varias penitencias al Señor Brahmā. Satisfecho con sus austeridades, Lord Brahmā le otorgó la bendición pedida por Hiranyakaśipu, es decir que su muerte no fuese causada por hombre o bestia, durante el día o la noche, adentro o afuera, en la tierra o en el cielo.

Cuando Hiranyakaśipu estaba adorando a Brahmā, Indra y los Devas trataron de atacarlo, pero fueron derrotados por él. Mientras escapaba, Indra tomó por la fuerza a la esposa de Hiranyakaśipu, Kayadhū. Nārada, al escuchar de los sufrimientos de Kayadhū, la liberó de Indra. Ella se fue al aśrama de Nārada, y se quedó por algún tiempo adorándolo. Kayādhū luego quedó embarazada. Nārada le enseño al niño que ella tenía en el vientre, lecciones de los Vedas y otras disciplinas de conocimiento. Cuando Hiranyakaśipu regresó de su penitencia, Kayādhū se unió a él y dio a luz a Prahlāda. Prahlāda aun siendo un niño era devoto de Viṣṇu, para disgusto del rey Hiranyakaśipu.

Una vez, enojadísimo con la devoción de Prahlāda por el Señor Viṣṇu, Hiranyakaśipu ordenó que lo mataran. Todos los intentos de matar a Prahlāda, no dieron frutos. Finalmente, Hiranyakaśipu le preguntó a Prahlāda donde estaba el Señor que lo protegía, y Prahlāda le contestó que estaba en todas partes. Cuando Hiranyakaśipu desafió a Prahlāda a que le mostrase al Señor en un pilar, éste se reveló en la forma de Narasimba y mató al Rey.

Vāmana

En la quinta encarnación, el Señor apareció en la tierra como Vāmana, hijo del sabio Kaśyapa y Aditi. El señor Vāmana nació para vencer al Rey Bali quien se había convertido en invencible a través de sus austeridades y rituales. Este era el mismo rey Bali quien antes había ayudado a los Devas a batir el océano, pero no obtuvo nada de amṛta, o néctar de la inmortalidad. Los Devas y su Señor Indra, lo derrotaron una y otra vez. Con la ayuda de su poderoso gurú Śakracarya, Bali realizó varias Yajñas para ser invencible. Con su poder recién adquirido, invadió Amarāvati y expulsó a Indra y los Devas.

En esta encarnación, el Señor aparece como Vāmana, un enano, y se aproxima a Bali durante una Yajña y le pide tres medidas de tierra que cubran el tamaño de su pie. Asumiendo su forma cósmica, el Señor cubrió la tierra y los cielos con dos pasos. Para que su promesa no se incumpliera, Bali ofreció su propia cabeza al Señor en lugar del tercer paso. Haciendo esto, se rindió al Señor y fue absuelto por sus acciones erróneas.

 Paraśurama

Sahasrabahu Kārtaviryārjuna, el señor de la tierra, una vez se fue de caza. Estando cansado, se aproximó a la ermita del Sabio Jamadagni, quien entretenía al séquito del Rey Kārtaviryārjuna con la ayuda de su vaca divina Kāmadhenu.

El rey quería a Kāmadhenu para sí mismo, y la tomó por la fuerza- El hijo de Jamadagni, Paraśurama, mató al Rey en una lucha y regresó a Kāmadhenu. Más tarde, cuando Jamadagni estaba solo en su ermita, el hijo del Rey Kārtaviryārjuna vengó la muerte de su padre matando a Jamadagni. Este acto enfureció a Paraśurama. Dio veintiún vueltas al mundo masacrando a los Kṣatriyas adharmicos de la tierra. De esa manera el Señor completó su misión de eliminar al mundo de reyes adhármicos como Kārtaviryārjuna.

 Rāma

En esta manifestación, el Señor nació como Rāma, el hijo mayor de Daśaratha Rey de Ayodhyā. Sus tres hermanos, Bharata, Lakṣmaṇa y Śatrugna, son considerados manifestaciones parciales del Señor.  Los cuatro vivían como hermanos ideales y Sīta era la esposa perfecta de Rāma. En este Avatāra, el Señor mató al rakṣasa, Ravana, quien era invencible.

La historia de Rāma da un conmovedor retrato de la vida de un hijo ideal, de un hermano ideal y de un rey ideal. Rāma es admirado como un dharma-puruṣa, la personificación del Dharma. Sus acciones palabras y pensamientos, reflejan la fuerza de su compromiso con el Dharma.

La exactitud moral de Rāma y su no disposición a comprometer sus valores, lo lleva a la selva por catorce años- un paso difícil que él toma con gracia. Su respeto y adoración por su padre lo hacen el hijo ideal como también su buena relación y amor hacia Kaikeyi, su madre, quien lo destierra. El soporta dolor y privaciones con ecuanimidad y dedica su vida a ayudar a otros, incluyendo Sugrīva y Vibhiṣaṇa. Cuando Rāma regresa a Ayodhyā después del exilio, su sensibilidad hacia las intenciones de Bharata por el reino revelan su profundo amor y naturaleza de sacrificio.

Rāma también muestra otros aspectos del carácter humano. El lamenta la perdida de Sīta y se siente herido cuando Sugrīva aparentemente no cumple su promesa de buscarla. También muestra sentido del humor cuando bromea al darle consejo a Lakṣmaṇa para ayudar a ridiculizar a Śurpaṇakha.

Rāma ejemplifica una persona de sabiduría quien ama una vida de Dharma. Su vida nos enseña que es Dharma, y esta enseñanza de su vida requiere una sensibilidad y entendimiento cuidadoso del Dharma. Más tarde en el Rāmayana, como Rey, Rāma establece un clima social de Dharma, creando un país ideal, dónde la gente disfrutaba de prosperidad y felicidad.

Kṛṣṇa

Cuando la madre Tierra era otra vez agobiada por actos adhármicos de reyes como Kamsa y Jarāsandha, el Señor se encarnó como  Kṛṣṇa y el Rey Serpiente Ādiśeṣa se manifestó como el hermano de Kṛṣṇa, Balarāma.

La vida de Kṛṣṇa hermosamente muestra como uno puede llegar con gracia a acuerdos con cambios en la sociedad y en la propia vida, sin comprometer el compromiso con el Dharma. El Kṛṣṇāvatāra revela una vida de ānanda-puruṣa y nos ofrece las enseñanzas de las Upanishads a través de la Bhagavad Gītā.

Buddha

El Buddha es mencionado como una de las diez encarnaciones en varios purāṇas, incluyendo Matsya, Varāha, Padma, Agni y Bhāgavata. El Purāṇa Bhāgavata dice (Cap.3 y 24) “Cuando Kali-yuga se establezca, el Señor nacerá en Magadha como Buddha, hijo de Ajana, para debilitar a los enemigos de los Dioses”. El Agni y el Varāha Purāṇa, establecen que el Señor nacerá como Māyāmoha. Tomando la forma del mendigo desnudo de cabeza rapada, el señor engaño a los demonios y así ellos abandonaron los rituales Védicos y entonces se quedaron sin poderes. El  Viṣṇu Purāṇa, aunque describe la historia de Māyāmoha, no conecta a Buddha con una encarnación (Cap.35 v.17-18).

La historia presenta a Gautama Buddha como nacido en 560 A.C. como hijo del rey Śuddhodana. Criado como un príncipe, el no sabia del dolor y las aflicciones de la vida humana. Se dice que un día vio a un hombre viejo, un hombre enfermo y a un hombre muerto, por primera vez. Viendo estos hechos de la vida so hizo mirar introspectivamente y cuestionarse como se podía quitar el sufrimiento humano. Una noche, el príncipe Siddhārtha silenciosamente abandonó a su esposa y su hijo y fue en busca de la verdad. Mas tarde se lo conoció como Buddha.

El Buddha enseñó ahimsa, no dañar, como la base de la rectitud y el Nirvāna y Mokṣa, como el fin último a través del óctuple sendero.

-       El conocimiento correcto de las cuatro nobles verdades: la vida en este mundo esta llena de sufrimiento, hay una causa de este sufrimiento que es trazado por la ley del Karma y la ignorancia, es posible dejar de sufrir, y hay un camino que lleva al cese del sufrimiento.

-       La determinación correcta conduce a una vida correcta basada en el óctuple sendero, y determinación para lograr el Nirvāna en esta vida.

-       Una conducta correcta implica la practica de las virtudes tales como la no violencia, no-codicia, y la castidad. Esto también incluye pañca-śilas, cinco votos de no matar, no robar, no vida sexual, mentir o intoxicarse uno mismo.

-       El habla correcta que se refiere a la abstinencia de falsedades, dureza al hablar, calumnias y vanidad en el habla.

-       Una vida correcta se refiere a ganarse la vida de manera correcta, con medios correctos.

-       El esfuerzo correcto se practica con el propósito de dominar la mente.

-       La correcta ¨mindfulness ¨ (atención correcta) es estar atentos a los efectos negativos que trae el apego a los objetos que son transitorios.

-       La correcta meditación es la permanencia en la contemplación que lleva al Nirvāna.

Todo esto esta expresado en “Los tres refugios” de los Buddhistas:

Buddham śaraṇaṃ gacchāmi- Tomo refugio en el Senor Buddha.

Dhammaṃ śaraṇaṃ gacchāmi- Tomo refugio en dhamma (la religión).

Saṇgham śaraṇaṃ gacchāmi- Tomo refugio en sngha (la orden monástica).

 Kalki

Kalki es una encarnación de la era de Kali  que se dice toma lugar cuando hay caos total en la sociedad debido a actos adhármicos. El Señor es retratado en su forma de Kalki cabalgando en un caballo blanco con una espada en la mano. 

 

*Puedes ver nuestros videos de “Minutos de Vedanta” suscribiéndote a nuestro canal de YouTube

 Síguenos en Instagram

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Confianza y esfuerzo: dos valores a cultivar

Confianza y esfuerzo: dos valores a cultivar

¿Qué es un avatāra?

¿Qué es un avatāra?