La importancia de cuidar el habla

La importancia de cuidar el habla

La cultura védica habla de tres niveles de sadhanas (medios) para alcanzar el objetivo principal del ser humano: moksa  (liberarse del sentido de incompletitud centrado en la imagen que uno tiene de sí mismo).  Estos sadhanas son complementarios y ninguno sustituye al otro. Los tres niveles  tienen como palabra común Yoga entendida en sentido polisémico como “tema” y no “tipo de yoga” (como se confunde en gral). En este sentido, Yoga que es lo que une al buscador (sadhaka) con lo buscado , la meta (sadya) a través de estos sadhanas. Es así como los Vedas hablan de Karma Yoga, Upasana Yoga y Jñana Yoga .

En este caso, haremos referencia a Upasana Yoga , la meditación y específicamente a uno de sus puntos: el habla. La tradición védica propone un programa completo para integrar o acondicionar la personalidad cuidando tres aspectos: el cuerpo, la mente y la inteligencia, haciendo al individuo apto y con más herramientas para obtener con ciertas garantías las cuatro búsquedas humanas (seguridad, placer, propósito de vida y liberación). Hay una ilustración en la Kata Upanisad o en Jiva Yatra ( también usada en la Bhagavad Gita): la imagen del individuo conduciendo un carro tirado por caballos. El carro simboliza el cuerpo, los caballos representan los cinco sentidos, las riendas  es la mente o el intelecto y el conductor es el Atman, el Ser que realiza el viaje. La ilustración refiere a que el Jiva, la persona, necesita cuidar, acondicionar e integrar el cuerpo, la mente, los sentidos, y el intelecto, para poder completar bien el viaje espiritual. Upasana yoga va a integrar y tratar que  esos niveles de personalidad estén sanos y coordinados entre sí. Si no hay coordinación o no hay salud en alguna de esas partes no va a poder hacer bien el viaje interior.

Hay tres niveles de personalidad que deben ser  tratados por este sadhana de upasana yoga :

  • kayika hansaha (cuerpo)
  • vachika hansaha (habla)
  • manasa hansaha (mente).

Los tres deben estar sanos, cada uno por separado y también como un todo. Upasana yoga, trata sobre la salud de cada uno de estos tres niveles y su coordinación: tratamiento y acondicionamiento del cuerpo, mente y habla y la integración. Si el cuerpo,  la mente, el habla y los sentidos van cada uno por su lado, se produce una separación que hace que se rompa esa coordinación y que haya una división entre lo que uno hace, cómo piensa y cómo actúa. Es necesario integrar todos los aspectos de la personalidad.

Vachika hansaha (El habla)

No siempre somos conscientes de que la forma en que hablamos sin tener en cuenta que la manera en que escogemos las palabras es un reflejo de cómo se piensa, influyendo en nuestra personalidad. La forma  como nos expresamos crean realidad tanto para nosotros mismos como para los demás.

Seguramente al final del día te encuentras muchas veces con que has dicho cosas que hubieras querido evitar. ¿Se puede lograr internalizar una forma de hablar que sea fiel reflejo de una personalidad integrada? La Bhagavad Gita propone tener en cuenta cuatro variables  al hablar:

1.        anubhava karam: significa asegurarse de no ejercer violencia verbal, no herir con palabras. Según los Vedas hay tipos de comunicación que hay que evitar: las comunicaciones satíricas, irónicas, etc. Swami Dayananda decía que cuando uno está enfadado es mejor no hablar en ese momento, porque en esa situación de  enojo, lo que se diga será imprudente, provocando un daño en las relaciones interpersonales.

2.         satyam (decir la verdad). Cuando una persona vive según el dharma o sea,  una vida de yoga, de manera natural y espontánea rehuye de la mentira. Mentir crea una separación entre lo que se piensa y se dice: hay una desintegración de la personalidad. A veces se dice que hay «mentiras inevitables» pero cuando se va acercando más al dharma y al yoga ese tipo de mentiras se hacen cada vez más innecesarias hasta que desaparecen. Existen las «mentiras piadosas» si son para proteger a alguien de una verdad muy cruel (por ejemplo una enfermedad grave) y esa mentira ayuda a que no decaiga más.

3.        priyam, que quiere decir que el habla debería ser agradable en términos de decibelios, que uno no esté gritando, y debería ser gentil y educada, amable, suave, dice la Bhagavad Gita.

4.        gitam, que lo que se diga sea beneficioso para el que escucha y no sólo para el que habla. Suele verse en las conversaciones que hay mucha necesidad de hablar sobre uno mismo sin prestar atención a lo que el otro tenga para decir. Hay que aprender a escuchar al otro y si se dice algo, que también sea bueno para esa persona.

Resumidamente, esta es la disciplina sobre el habla. Te propongo que hoy mismo empieces a tener en cuenta estos factores cuando te dirijas a alguien. Puede parecer algo extraño al comienzo, pero luego verás que lo puedes incorporar en tu vida diaria y ya cuidar el habla será parte de ti. Y sus beneficios también.  

El loro que quería ser libre

El loro que quería ser libre

Valores para la madurez emocional (parte I)

Valores para la madurez emocional (parte I)