El teléfono de oro

Lo que parece tan lejano es simplemente acercarte. Una linda historia en la que tal vez te sientas identificado. Conectarte con la Totalidad es simplemente hacerlo. No hay secretos ni fórmulas mágicas.

Japa como meditación

Una forma de meditación es hacer japa, que es la repetición de un mantra que invoca al Señor. Puedes comenzar con un mantra sencillo como “oṁ namaḥ śivāya”,  “oṁ namo nārāyaṇāya”, “oṁ gam ganapataye namaḥ”, por ejemplo. En este artículo te enseñamos cómo practicarla.

Ārjavam, la rectitud

Cuando no coinciden los pensamientos, las palabras y los actos hay un adesintegración en nuestra personalidad. La importancia de la rectitud y ser consecuente entre lo que pensamos y hacemos nos hace una persona íntegra. Este artículo te lo cuenta.

La comprensión facilita todo

Es la comprensión lo que hace que realmente una relación funcione. Cuando comprendes, ambos pueden respetar las virtudes del otro y ser amables con sus limitaciones. Esa es una verdadera relación. Una relación así es maravillosa porque en esa relación hay libertad.    

La palabra Hinduísmo*

La palabra “hindú” deriva etimológicamente de him apaśabdaṃ dūṣayati khaṇḍayati iti hindū, que significa “aquel  que destruye el adharma, la injusticia es un hindú”. Aunque la palabra “hindú” no se originó en la tradición védica, define el compromiso de su gente a un estilo de vida dhármico

Plegarias matinales

Los hindúes no separan la vida religiosa de la vida secular. Cada acto del día es ofrecido al Señor reconociéndolo como el dador de la capacidad de realizar una acción y al mismo tiempo el dador de los futos de cada acción. Así, los hindúes ponen a disposición del Señor cada acción que van a desempeñar durante el día. 

Iṣṭa devātas (deidades personales)

Īśvara, el Señor, es venerado desde el punto de vista de las diferentes leyes y funciones en la forma de varias deidades. Como las leyes y las funciones son incontables, Īśvara puede ser adorado en incontables formas. Hay, sin embargo, algunas formas tradicionales de adoración que han ido perdurando a lo largo de los siglos. Son las deidades Gaṇeśa, Śiva, Rāma, Kṛṣṇa, Durgā, Lakṣmī  y Dakṣiṇāmūrti.

La expresión de la vida proviene de una estructura de valores*

La expresión de mi vida es tan solo la expresión de la estructura de mis valores  bien asimilados. Lo que hago no es sino una expresión de lo que es valioso para mi. Solo de vez en cuando sigo los valores de otras personas, cuando me convienen. Pero si no he asimilado bien los valores de otros, eso son entonces solo valores impuestos que no reflejan mi estructura de valores. Son una fuente de conflictos, más que una norma de conducta, y siempre estarán propensos a que los ajuste

El valor de los valores*

La palabra “valor” indica la consideración que se tiene de una cosa, situación o actitud que, por cierto motivo, es estimada o valorada por el portador del valor(…) A un valor ético puede definírsele en sánscrito como dharma. El dharma es un patrón o norma de conducta derivada de la manera en que quiero que los demás me vean o me traten

Las cuatro búsquedas humanas

En sánscrito se llama puruṣārthas a los cuatro objetivos que todo ser humano, en mayor o menor medida, busca. Aunque la búsqueda de cada persona es particular, estas cuatro metas son buscadas por todos y nos marcan el «propósito de la Vida». En este artículo las describimos una por una.

¿Qué es y para qué sirve la oración?

La oración es la forma suprema de conexión con el Señor. Es la comunicación íntima y directa que mantienes con la Totalidad y que produce una sensación inmediata de bienestar al reconocer que hay Algo más grande que nosotros y que nos alivia de la sensación de impotencia que tenemos al estar identificados con nuestro pequeño “yo”.

Las edades del mundo

Según la cosmología hindú el mundo se divide en cuatro edades, y en este momento nos hallamos en la cuarta, Kali Yuga.Este extracto del libro de Heinrich Zimmer Mitos y símbolos de la India desarrolla, de manera sintética y amena, cada una de estas etapas.

La Māyā de Viṣṇu

La mentalidad hindú asocia ideas tales como "transitorio, cambiante, fugaz, cíclico" con "irrealidad"; y viceversa, "imperecedero, inmutable, firme y eterno" con lo "real". En la medida  en que a las experiencias y sensaciones que recorren la conciencia del individuo no las afecta ninguna visión dilatada, devaluadora, éste considera a las criaturas perecederas que surgen y se desvanecen en el ciclo interminable de la vida (saṃsāra, la rueda del renacimiento) como absolutamente reales.